Tlaxcala y sus borregos

Monday, June 05, 2006

Sistema de producción ovina

Leyva Trujillo César A.
Solis Alanis Norma

Sistemas de producción ovina

Cuatro estados del centro de México (México, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala) contienen más del 43 por ciento de la producción nacional de ovinos. Los sistemas de producción ovina en el centro de México están estratificados en las fases de cría y terminación (Vargas et al., 2004).

La cría tiene lugar bajo condiciones extensivas, por parte de pequeños hacendados y campesinos con pocos recursos. Las razas predominantes son «Criolla», Suffolk, Pellibuey (de reciente introducción) y cruzas de «Criolla» con Suffolk o Rambouillet. La alimentación está basada en el pastoreo (a veces parcialmente transhumante) de praderas nativas, banquinas de las rutas y residuos de cultivos y limitado uso de alimentación suplementaria con residuos de cultivos picados y grano de maíz durante la segunda mitad de la estación seca. El nivel nutritivo del rebaño es habitualmente muy bajo.

Hay una muy baja adopción de nuevas tecnologías en aspectos de nutrición, reproducción, medidas sanitarias y genética. La reproducción está regulada por el fotoperíodo y la respuesta nutricional de las ovejas y consecuentemente las pariciones se agrupan entre enero y marzo cuando la disponibilidad de comida es baja, reduciendo las chances de sobrevivencia de los corderos (las tasas de mortalidad son tan altas como 25 por ciento). Los porcentajes de destete son bajos (por debajo de 70 por ciento), normalmente con un solo nacimiento por oveja por año. El principal producto de esa fase son los corderos de unos 20 kg de peso vivo. Algunos son llevados al peso de faena (35-40 kg) por los mismos hacendados, lo cual, debido a la mala nutrición, usualmente les lleva más de un año. Estos corderos no disponen de precios altos debido a que el mercado quiere corderos de ese peso pero de edad inferior a ocho meses y en cantidades regulares.

La mayoría de los corderos producidos en la fase de cría es vendida a un peso vivo de unos 20 kg a hacendados comerciales de la fase de terminación de la cercana ciudad de México (el mercado más grande). Para la terminación, los corderos son mantenidos en «feedlots» y alimentados con dietas altas en cereales, a veces usando sub-productos industriales como desperdicios de pan. Las ganancias de peso vivo son usualmente altas y los precios de venta son altos (unos $EE.UU. 2 por kg de peso vivo).

La producción ovina está decreciendo en San Luis Potosí y Chiapas, dos estados que eran tradicionalmente muy importantes productores ovinos, y aumentando a tasas muy altas en Veracruz y Sinaloa. En Sinaloa el aumento fue debido a un importante programa gubernamental (importación de 80 000 ovinos de Australia). En Veracruz, como en otros estados de México tropical, la producción ovina basada en Pellibuey pastoreando pasturas sembradas se está expandiendo rápidamente.

http://www.fao.org/ag/agP/AGPC/doc/Counprof/spanishtrad/Mexico_sp/Mexico_sp.htm#4e

1 Comments:

  • Buenos datos, pero, alguien ha encontrado cuales razas son comunes en esa zona?

    By Blogger Kaiare, at 8:55 PM  

Post a Comment

<< Home